Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/251

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
viii
227
banda oriental y patagonia

para pescar animales pelágicos. Al recogerla, con gran sorpresa mía, hallé en ella un número considerable de coleópteros, y aunque esto era en alta mar, no parecían muy dañados por el agua salada. Se me perdieron algunos ejemplares; pero los que conservé pertenecían a los géneros Colymbetes, Hydroporus, Hydrobius (dos especies), Notaphus, Cynucus, Adimonia y Scarabæus. En un principio creí que estos insectos habían sido arrojados por el viento desde la playa; pero, al considerar que de las ocho especies cuatro eran acuáticas y otras dos en parte, por sus hábitos, me pareció lo más probable que hubieran sido llevadas al mar por un riachuelo procedente de un lago próximo al cabo Corrientes. Como quiera que fuere, siempre es un caso curioso hallar insectos vivos en alta mar, a 17 millas del punto más próximo de la costa. Se conocen relaciones de viajeros que hallaron insectos arrastrados por el viento frente a las playas de Patagonia. El capitán Cook los vió, y más recientemente el capitán King, en el Adventure. La causa probable es la falta de abrigo, árboles o montañas, por lo que un insecto que levante un poco el vuelo, si sopla brisa de tierra, corre peligro de ser arrastrado al mar. El caso más notable que he conocido de un insecto recogido a gran distancia de tierra es el de un gran saltamontes (Acrydium) que voló a bordo estando el Beagle a barlovento de las islas de Cabo Verde, y cuando el punto más próximo a la costa, no opuesto directamente al alisio, era Cabo Blanco, en la costa de Africa, a 370 millas de distancia [1].

En varias ocasiones, estando el Beagle dentro de la desembocadura del Plata, las jarcias se cubrieron de telas de una araña menuda. Un día (1 de noviembre


  1. Las moscas que frecuentemente acompañan a los barcos por algunos días, mientras pasan de un puerto a otro, y andan vagando por el navío, se pierden pronto y desaparecen todas.