Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/212

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
194
cap.
darwin: viaje del «beagle»

recogí 16 especies (y dos variedades bien marcadas), todas peculiares de este archipiélago, exceptuando un Helix hallado en Tahiti; una sola concha de agua dulce (Paludina) es común a Tahiti y Tasmania. Mr. Cuming, con anterioridad a mi viaje, se procuró 90 especies de conchas marinas, sin incluir varias—no examinadas aún en particular—de Trochus, Turbo, Monodonta y Nassa. Me ha dado noticias de sus interesantes resultados: de las 90 conchas, nada menos que 47 son desconocidas en todas las restantes partes del globo; hecho maravilloso si se atiende a lo ampliamente distribuidas que están de ordinario las conchas marinas. De las 43 conchas halladas en otras partes del mundo, 25 habitan la costa occidental de América, y de ellas ocho son clasificables como variedades; las 18 restantes (incluyendo una variedad) fueron recogidas por Mr. Cuming en el archipiélago Low, y algunas de ellas también en las Filipinas. Merece notarse el hecho de que se encuentren aquí conchas procedentes de islas de las partes centrales del Pacífico, porque no se conoce una sola concha marina que sea común a las islas de este océano y a la costa occidental de América. La extensión de mar franca que se extiende al Norte y al Sur, frente a la costa occidental, separa dos provincias conquiliológicas enteramente distintas; pero en el Archipiélago de los Galápagos tenemos un territorio independiente, donde se han creado muchas formas nuevas y donde esas dos grandes provincias conquiliológicas han enviado cada una varios colonos. La provincia americana ha suministrado también sus especies que la representen aquí, porque hay una especie galapaguina de Monocerus, género que sólo se halla en la costa occidental de América, y también existen especies galapaguinas de Fissurella y Cancellaria, géneros comunes en la costa occidental, pero no halladas (según me comunica Mr. Cuming) en las islas centrales del Pacífico. Por