Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/73

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


CAPITULO XIV

Chiloe y Concepción.—Gran terremoto.
San Carlos, Chiloe.—El Osorno, en erupción al mismo tiempo que el Aconcagua y el Coseguina.—Excursión a caballo a Cucao.—Selvas impenetrables.—Valdivia.—Indios.—Temblor de tierra.—Concepción.—Gran terremoto.—Rocas hendidas.—Aspecto de las antiguas ciudades.—El mar, ennegrecido e hirviente.—Dirección de las vibraciones.—Desplazamiento de piedras en sentido circular.—Gran ola.—Elevación permanente del suelo.—Area de fenómenos volcánicos.—Conexión entre las fuerzas elevatorias y eruptivas.—Causa de los terremotos. Elevación lenta de las cadenas de montañas.


El 15 de enero zarpamos de Puerto Low, y a los tres días anclamos por segunda vez en la bahía de San Carlos, en Chiloe. En la noche del 19 el volcán de Osorno estaba en actividad. A media noche el centinela observó algo parecido a una gran estrella, que crecía gradualmente en tamaño hasta eso de las tres, en que se presentó un espectáculo de la mayor magnificencia. Con ayuda de un anteojo se veían bultos obscuros, en sucesión constante, salir lanzados a lo alto y caer en medio de un inmenso resplandor de luz roja. La iluminación era suficiente para producir en el agua una prolongada y viva reflexión. Parece que en esta parte de la Cordillera los cráteres arrojan muy comúnmente grandes masas de materia fundida. Me aseguraron que cuando el Corcovado está en erupción grandes masas son proyectadas por el volcán, las cuales revientan en el aire, tomando multitud de formas