Página:Charles Darwin - El origen del hombre.djvu/158

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
154
el orígen del hombre.

poderosa y se extiende en mayor escala que otra; ó por qué una misma nacion progresa más en unas épocas que en otras. Sólo podemos decir que semejante resultado depende de un aumento de poblacion, del número de hombres dotados de altas facultades intelectuales y morales, como tambien de su nivel de perfeccion. La estructura corporal, descartando la correspondencia necesaria entre el vigor del cuerpo y el de la inteligencia, parece ejercer muy poca influencia.

Algunos autores han llegado hasta á afirmar que siendo ventajosas á una nacion las elevadas aptitudes intelectuales, los antiguos Griegos, que por ciertos conceptos descollaron sobre las demás razas, habrian debido elevarse todavía más en la série, aumentar en número, y poblar la Europa entera, si la fuerza de la seleccion natural hubiere sido verdadera. Este argumento encierra una suposicion tácita, hecha con frecuencia, relativamente á las conformaciones corporales, la de que existiria una propension innata al desarrollo contínuo del espíritu y del cuerpo. Pero toda especie de seleccion progresiva depende del concurso de un cúmulo de circunstancias favorables. La seleccion natural obra siempre tan sólo de una manera experimental. Individuos y razas que han adquirido ventajas innegables, han podido, á pesar de ello, sucumbir por la carencia de otros caractéres. Los antiguos Griegos pueden haber retrogradado á causa de faltar la cohesion entre sus pequeños y numerosos estados, á causa de la poca extension del país entero, de la práctica de la esclavitud, ó de un excesivo sensualismo; pues no sucumbieron sino cuando llegaron «á enervarse y corromperse hasta la médula de los huesos.» Las naciones de la Europa occidental, que en la actualidad aventajan en tan alto grado á sus antecesores salvajes, y marchan al frente