Página:Charles Darwin - El origen del hombre.djvu/159

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
155
carlos r. darwin.

de la civilizacion, deben poco ó nada de su superioridad á la herencia directa de los antiguos Griegos, por más que hayan de estar agradecidas á las obras escritas por este pueblo admirable.

¿Quién puede decir positivamente por qué la nacion española, tan preponderante en otros tiempos, ha quedado tan atrasada en la senda del progreso? El súbito despertamiento de las naciones europeas de las épocas más atrasadas, es tambien otro problema de difícil resolucion. En esa edad pasada, como hace notar M. Galton, casi todas los hombres distinguidos que se consagraban á la meditacion y al cultivo de la inteligencia, no tenian más refugio que la Iglesia, y como esta prescribia el celibato, ejercia de este modo una influencia funestísima en cada generacion sucesiva. Durante este período fué cuando la Inquisicion, con un cuidado extremo, buscaba para quemarlos en los autos de fé, ó para encerrarlos en sus calabozos, á los hombres de un espíritu más independiente y más atrevido. Sólo en España, los hombres que formaban la parte más selecta de la nación—los que dudaban é interrogaban, porque sin la duda no hay progreso— fueron eliminados, por espacio de tres siglos, á razon de un millar por año. El mal que ha causado así el fanatismo es incalculable, por más que haya sido compensado de otros modos, hasta cierto punto. A pesar de esto, la Europa ha progresado con una rapidez incomparable.

Las ventajas notables que los Ingleses han tenido como colonizadores sobre las demás naciones europeas; la superioridad demostrada por la comparacion entre los progresos realizados por los Canadienses de orígen inglés y francés, se han atribuido «á su energía emprendedora y audaz»; pero, ¿quién puede decir cómo han adquirido los Ingleses esta energía? La opinion de que los maravillosos progre-