Página:Charles Darwin - El origen del hombre.djvu/224

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
218
el orígen del hombre.

pontánea de las especies, con una condicion precisa: que estos caractéres sean útiles á los individuos que los presenten. Consíguese merced á ella explicar la causa de que las especies se hayan ido diferenciando; pasando unas á ser mas vigorosas con la adquisicion de armas propias para atacar su presa ó sorprenderla mejor; perfeccionándose otras con la adaptacion gradual de todo lo que es necesario para defenderse, huir ó esconderse.

Sin embargo, no á todos los caractéres que ofrecen los animales, se les puede asignar el mismo orígen. ¿Cómo pueden la manchada piel del tigre ó de la pantera, la melena del leon, ayudar á estos animales en sus cazas? ¿Qué seguridad puede dar al pavo real su soberbio plumaje, y al ruiseñor su voz melodiosa?

Para explicar la adquisicion de tales cualidades es de todo punto necesario recurrir á otro procedimiento. Darwin lo encuentra en la seleccion sexual, que, en su esencia, es sólo una forma de la seleccion natural. Con su ayuda descúbrese el mundo animal bajo un nuevo punto de vista sumamente curioso. Fiel á su manera de procecer, Darwin busca en sus inmensos conocimientos zoológicos una sola base para su hipótesis; héla aquí:

Los caractéres cuyo orígen se trata de descubrir son precisamente aquellos cuyo objeto principal parece ser el perfeccionamiento, estético, en algun grado, de los animales; tales son los vistosos colores, las crestas y apéndices multiformes, el timbre musical de la voz y la variedad del canto. Si nos fijamos en la clase del reino animal en que la elegancia de la forma, el encanto de la voz, los adornos más deslumbradores constituyen una ley general, la clase de las aves, veremos que estos dones no están ni con mucho repartidos con igualdad entre los dos sexos: casi siempre el macho es el que se nos presenta ostentando los más brillantes colores ó la voz más encantadora cuando no reune en sí las distintas cualidades de la voz y el color, que raras veces se presentan juntas. Principalmente en la época de la reproduccion se avivan los matices del plumaje, se desarrollan los belli-