Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/177

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
173
Y LA HISTORIA PÓSTUMA

 De la España marítima se ha tratado tanto, que no parece necesario decir más, si no es para señalar fuentes á donde pueda acudir el señor Conde á enterarse de que en el siglo xiii tenían ya los nautas de acá los tratados de navegación de Pedro Juan Lobet y de Raimundo Lulio; conocían el uso de la aguja marítima antes que se supusiera inventada en Italia;175 pilotos y cosmógrafos había en abundancia, no inéditos, sino bien conocidos;176 construían bajeles para toda Europa;177 pescaban en las costas de Irlanda extendiéndose á las del Canadá;178 sostenían lonjas de comercio en las ciudades anseáticas, rigiéndose por el libro del Consulado de mar de Barcelona; si embarcaba princesa suya, dábanle de escolta ciento veinte naos, como las que vio Colón al marchar Doña Juana de Laredo;179 mantenían en el mar del norte un movimiento mercantil de que decía el mismo Colón: «el tracto y tránsito de España á Flandes mucho se continúa; grandes marineros ay que andan á este uso;180 y no era necesario su testimonio, dándolo el proverbio de aquel tiempo, marinero vizcaino y mercader florentino.

 Del estado comparativo de las ciencias