Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/205

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
201
Y LA HISTORIA PÓSTUMA

un muerto ha preocupado tanto á los vivos como el inmortal franciscano, porque él vino á realizar las palabras de los profetas Isaías y Malaquías, anunciando que en todo lugar de Levante á Poniente se ofrecería al Señor el sacrificio puro y sin mancha. En el mundo se admira su grandeza, pero se olvida ó desconoce voluntariamente el carácter providencial de el embajador de Dios. La escuela del progreso indefinido nos lo quiere hurtar; católicos, ¿lo consentiremos? ¿A quién pertenece en propiedad Colón, si no es á la Iglesia?

 Sin levantar el velo en que se esconden los agentes de la incredulidad, trabajando contra la beatificación del cristiano incomparable, bastará saber cómo procede Italia, Sus adeptos no han tenido escrúpulo al grabar en los billetes de Banco la efigie del defensor del papado frente á frente de Cavour, el demoledor de la realeza pontifical; han profanado el nombre de Colón dándolo á las escuelas laicas obligatorias, á las posadas, á las tabernas; ¡qué mucho, si han manchado ese nombre admirable, emblema de la fe y de la pureza, aplicándolo á una logia de francmasones!!!

 ¿Qué no idearán en la conmemoración