Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/226

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—218—

el reverso las armas de los Reyes de España y por orla este mote: Initium Sapientiae est timor Domini. Y asistieron á tan plausible acto los Señores Presidente y Obispo, el Ayuntamiento, los Prelados Regulares y muchos Caballeros; y concluido pasó el Señor Presidente con todo este acompañamiento á la Iglesia Catedral, donde los esperaba el Señor Obispo y su Cabildo y se cantó con gran solemnidad el Te Deum; y habiéndose hecho señal con el cimbalillo, se dió repique general y se hizo salva con la artillería y fusilería. Por la noche se iluminó la Ciudad; y el dia 20 de Abril se publicó por bando, que corriese la nueva moneda. En el espacio de seis años quedó la Casa de Moneda perfectamente acabada, con el mejor arte y buena disposicion, por direccion del Presbítero Don José de Leon. Tuvo de costo 19,000 pesos, que se sacaron del producto de la lava; y en el mismo tiempo quedaron libres á Su Magestad 20,000 pesos. Bendíjose la espresada Casa el 13 de Julio de 1738, por el Ilustrísimo Señor Don Fr. Pedro Pardo, Obispo de Guatemala; y asistieron á esta funcion el Señor Presidente, los Señores Obispos de Comayagua y Nicaragua, el Ayuntamiento, Prelados de las Religiones y la Nobleza. Sirvióse despues de la bendicion un espléndido refresco y el Señor Presidente repartió una porcion de reales, que se bendijo. La solidez de esta fábrica, se esperimentó en la ruina de Guatemala de 1773, pues cuando otros edificios mas recientes se maltrataron, la Casa de Moneda no sufrió daño notable. Pero se hubo de trasladar con la Ciudad al valle de la Virgen, donde se construyó contigua al real palacio, como estaba en la Antigua Guatemala. Gobiérnase esta Casa por las ordenanzas de 1º de Agosto de 1750, referentes á las de Casaya de 1730. Los empleados que tiene en la actualidad, son el Superintendente, que es uno de los Señores Ministros de la Real Audiencia, Contador y Tesorero, que son los Oficiales Reales, el Fiel Director de moneda, dos Ensayadores, un Grabador y otros subalternos. La moneda que mas se labró en los principios fué la cortada, ó macaca; pero siempre se hizo alguna redonda, ó de cordoncillo. La de oro tenia los sellos que dijimos arriba. La de pla-