Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/238

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—230—

los conventos al Santísimo Sacramento y las Imágenes de veneracion: toda esta noche se pasó en plegarias y procesiones. En la Iglesia de San Francisco se hizo rogacion por espacio de 23 dias, ante la Imágen de Nuestra Señora, que se halla colocada en el coro y con esta ocasion se bajó á la capilla mayor. El 29 de Setiembre se sacó en procesion la Imágen de Nuestra Señora que llaman de los Pobres y se venera en la misma Iglesia de San Francisco. Al fuego del volcan siguieron temblores frecuentes, que se continuaron por mas de cuatro meses; pero la noche del dia de San Miguel, fueron éstos tantos y tas recios, que parecía el último dia de Guatemala. Fué grande la ruina de los edificios, muchas las casas que se cayeron, otras que quedaron maltratadas; pero el mayor estrago se advirtió en los templos. Así por lo que se habia visto, como por las voces, que se esparcieron de total subversion en la Ciudad, se saliesalieron los mas de sus moradores á los pueblos inmediatos: las monjas de Santa Clara se retiraron al pueblo de Comalapan, que estaba á cuidado de los Religiosos de su orden. En esta ocasion se solicitó la traslacion de esta capital á otro sitio menos espuesto á temblores; mas cuando el Real Consejo llegó á conceder la licencia, que se pretendía, ya estaban los vecinos acomodados y las ruinas de la Ciudad reparadas, por lo que no tuvo efecto la traslacion.

 El año de 1732, por el mes de Mayo, asustó el volcan de Guatemala á este vecindario, con sus repetidos retumbos y con las copiosas erupciones de fuego, que hizo por muchos dias. Hallándose la Imágen de Nuestra Señora del Socorro, espuesta á la veneracion pública, en la Iglesia de la Catedral, como se acostumbra todos los años, para obtener el buen éxito de las cosechas, este año se celebró segundo novenario, para el remedio de la referida necesidad. Y tambien se hizo rogacion á Nuestra Señora, en la Iglesia de San Francisco y en la Santa Cruz.

 El año de 1733, sobrevino á esta capital tan cruel peste de viruelas, que en un mes se contaban ya 1500 muertos. La afliccion que causó á sus moradores, se da