Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/694

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—310—

Castellanos con su ejército á efectuar esta empresa, quedando Orduña con buena escolla en Chichicastenango, con ánimo de dar desde alli sus órdenes y enviar los socorros necesarios; pero enfermando brevemente dio la vuelta para Guatemala.

Dirigióse el ejército al pueblo de Nebah, por entre bosques muy espesos y peñascos muy elevados; pero encontrando con el cajón del rio de Sacapulas, de gran profundidad y bástante caudal de aguas, tuvieron que subir media legua para hallar parte mas estrecha, en que con gran diligencia fabricaron un puente de maderos fuertes, y pasando por él la caballería é infantería, tomaron la ribera opuesta y comenzaron á subir la serranía en cuya cumbre se opuso al paso de nuestras tropas un escuadrón de cuatro á cinco mil indios Serranos, del pueblo de Nebah y de otros de aquella cordillera de Verapaz: (M. S. Quiché fól. 5) que encontrando con la caballería, atropellando de ella su primer trozo, con pérdida de algunos de los suyos, tomaron una larguísima retirada é esperar á los nuestros al doblar la punta de un monte de la propia sierra: aqui se trabó un reñido y largo combate, en que deshechos los de Nebah desampararon el puesto. Acercóse el ejército español al referido pueblo de Nebah, ceñido por todas partes de profundísima barranca, y como los defensores viesen aproximarse a los nuestros, acudieron todos á impedirles la entrada, y descuidaron de los demás, asegurados en su profunda quiebra; pero aprovechándose nuestros indios de este descuido y bajando con admirable agilidad, agarrándose de los árboles y bejucos, puestos á la otra parte de aquel foso, dieron fuego al pueblo por varias partes: como los indios vieron arder sus casas, abandonaron la defensa de la entrada por acudir al fuego; y en este intervalo, cegando los nuestros la quebrada á buena diligencia, se hicieron dueños del lugar y prisioneros á los principales personajes: al dia siguiente se herraron todos los vecinos de Nebah y esto fué medio suficiente no solo para que se rindiese este pueblo, sino también el de Chahul.

Pero no asi los de Uspantan, que teniendo para su