Página:Contrato FCAyBsAsRosario.djvu/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


_ 10 _ En este modo de proceder, el Gobierno Nacional estu- vo de acuerdo con el de Buenos Aires. Este último, desde 1857, había iniciado la construcción de las actuales líneas del Oeste, demostrando con el ejemplo la posibilidad y conve- niencia de que el nuevo modo de transporte se estableciera en el país. No faltaron entonces los imitadores, constituyéndose de á poco una pequeña red de líneas irradiantes desde Bue- nos Aires. El Gobierno Nacional no podía limitar su horizonte á esos pequeños resultados; su vista se extendía hacia las pro- vincias del interior, que quedaban aisladas formando peque- ños centros de civilización separados entre sí y del li- 'toral por extensiones de travesía difícil, y ocupadas Sólo por indios. Las dificultades para la realización de ese programa aumentaban en proporción de la mayor distan- cia á salvarse y de la poca Seguridad de los territorios; así, todos recuerdan cuáles concesiones fueron necesarias para conseguir que una empresa particular se resolviera á esta- blecer una prime1'a línea de penetración, uniendo á Córdo- ba con el litoral en el Rosario. Esas concesiones, que pa- recen hoy enormes, fueron entonces apenas suficientes para obtener el resultado; y esjusto notar que, sin aquéllas, no se \ habría alcanzado ahora el estado actual de desarrollo, así que puede decirse que fué oportuno haberlas acordado en- tonces, y que el país quedó adecuadamente compensado po1' sus sacrificios. La Nación no limitó á eso sus esfuerzos, y á los pocos años prosiguió la realización de su grandiosa idea, con la construcción del ferrocarril Andino, que ligaba con el litoral, las provincias de San Luis, de Mendoza y de San Juan. Esta construcción se hizo directamente por el Gobierno, pues el atrevimiento de la obra habría parecido excesivo

 una empresa particular. En la 1niS1na forma y casi en

la misma época, Se iniciaba la construcción del ferroca1'ril Central Norte, que reunía Córdoba con las provincias de Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, y en cuyo ra- dio de acción se incluyeron paulatinamente las provincias de Salta y de Jujuy y la de La Rioja, á través de las vicisitu- des y alternativas causadas por la crisis económica.