Página:Correo de Cádiz (No. 1-104, 1798).djvu/7

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


para las ocasiones , hable la Viña , Mundo nuevo y la Caleta r y digan si miento.

El Rico y Mar , avarientos , 

Porque nunca están contentos. No hay tal cosa , ni por sueños : El Mar dá á los Rios, lo que recibe de ellos ; pero el Rico no dá á los-. Pobres lo que recibe de lo que le trabajan.

El que no sabe , que sabe* 

ese solamente sabe. Con eso á mis Eruditos violados 5 que aunque saben , que no saben en secreto saben en publico hacer que saben 1© que no sabemos.

"Donde se hallan mas DoBores , 

Hay mas penas y dolores. Con efec"to j para ellos son los dolores , pues sufren mil Calumniadores , todos ios muerden , todos los tildan y todos los lastiman - y pero al fin de la jornada , ellos cargan con U injuria ; mas los otros con su ignorancia. li La Muger , por su gran mal Es el duende universal. Sea lo que quiera mi buena Abuela , yo no creo en Duendes a con que ni en Mugeres . y menos en los que di- cen que no las quieren*

2 Del Pobre la discreción , 

Es simpleza ó sin razón. Tan rancia verdad , tiene por compañera á la neecdad del Rico , que es agudeza en su pico.

Por el mal á que se expone , 

Come menos , quien mas come. Para eso comen otros de lo que el ayuna come el Medi- co que le asiste, el Barbero que le sangra , el Criado que le