Página:Cuentos de hadas.djvu/160

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 138 —

¡Agur! Y sin decir más,
Al Olimpo en una nube
Se fué el Dios, sube que sube,
Con majestuoso compás.

El patan con alegría
La leña al hombro cargaba,
Y el haz que tanto pesaba
De pluma le parecia.

Y pensaba caminando:
«¡Eh! vamos con tiento, Blas.
¡Prudencia! Se lo dirás
A tu mujer en llegando.»

En casa gran batahola
Mueve ya, gritando: —¡Chica!
¡Manolica! ¡Manolica!
Ya semos ricos, Manola.

Pide, pide. De esta hecha.....
Pide cuanto se te alcance.»
Y á su mujer contó el lance
Desde la cruz á la fecha.

—¡Alto, Blas! seamos cuerdos,
No hagamos un mal fregado,
No digan que se han echado
Margaritas á los cerdos.