Página:Cuentos de hadas.djvu/161

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 139 —

Calla, que en boca cerrada
No entran moscas. Esperemos;
Deja que lo consultemos
Primero con la almohada.»

Blas con su mujer convino,
Que habló como un Salomon,
Y en señal de aprobacion
Le dijo:—Tráeme vino.»

Al dulce amor de la lumbre,
El cuerpo al descanso dando,
Cavilando, cavilando,
Se echó al coleto una azumbre.

Y en el vaso el ojo fijo,
Y en el respaldo ambos codos
Apoyando, así con todos
Sus cinco sentidos dijo:

—En tan solemne ocasion,
Manola, bien me petara
Como cosa de una vara
De picante salchichon.»

Tal dijiste: de repente
La mujer, un grito dando,
Ve acercarse serpenteando
Un salchichon reverente.