Página:Cuentos de hadas.djvu/68

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 56 —

de Dios como aquí disfrutabas ¿qué falta te hacia el plato, que os prohibí tocar? ¡Arre, haraganes! Volveos al bosque, por mucho que tengais que arrimar el hombro, dejad en paz á Adan y Eva; pues veis la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el vuestro.


pie