Página:Cuentos de hadas.djvu/80

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 66 —

y que dentro mu pocos dias se casó con ella. La Cenicienta, que todo lo que tenia de hermosa tenia de buena, se llevó á sus hermanas al palacio y las casó el mismo dia con dos elevados personajes de la córte.


MORALEJA.

 De la belleza el singular tesoro
Si en las mujeres con razon se admira,
Más dulce afecto al corazon inspira
De gentil gracia el celestial decoro.
 Este fué el talisman, el raro encanto
Que á Cenicienta su madrina diera,
Para que un trono merecer pudiera
(Siempre anda el cuento, la moral al canto).
 La gracia es la diadema más preciada
Que las hadas ¡oh hermosas! daros pueden,
Con que las almas mas rendidas queden:
Mucho con ella sois; sin ella, nada.

otra.

¡Cuánto pueden el talento,
La discrecion, la cordura,
Virtud, valor, hermosura,
Alto y claro nacimiento!
Mas estas, y aun otras ciento,
Virtudes del cielo dinas,
No le valen ni dos chinas
Al que tiene acá en el suelo
Que andar siempre al redopelo,
Sin padrinos ni madrinas.