Página:Cuentos y cronicas.djvu/157

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

CUENTOS Y CRÓNICAS


producto extraordinario de nuestra moderna civilización. Puede tener todos los defectos, yser tramp sin tener ninguno. Como el ato- rrante. El tramp, en su calidad de mendigo de pro- fesión, es fácil de conocer y de describir. Se presenta a la puerta de una villa, por ejem- plo, y pide una limosna. Su rostro inflamado denuncia una vida de débauche, y sus vesti- dos desgarrados y en desorden son una ver- dadera caricatura de todo lo que es decente y elegante; sus ojos hundidos tienen miradas agresivas, y cuando se fijan, parecen decir: «Dame de comer pronto, o quemo tus esta- blos y la casa, y asesino al dueño». El tramp vagabundo es perezoso, borracho muy frecuentemente, lleno de todos los vi- cios, y de un trato brutal. En una palabra, es el terror de los lugares poco poblados, y el problema de las grandes ciudades. Una ciudad de Massachussets solamente ha alojado 852.000 tramps, los cuales, con muy pocas excepciones, debían su estado a la intemperancia. Existe, sin embargo, otra especie de tramps, que no pertenece a la clase de los trampa mendicantes: es el tramp por fuerza, digá- moslo así. 10145