Página:Cuentos y cronicas.djvu/45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

CUENTOS Y CRONICAS


do. . . ;Oh, Dios, naturalmente!: he aquí la re- producción de lo «ya visto»... ¿En mí hay re- flexión aún en este instante? Sí, pero siento que lo invisible, entonces visible, me rodea. Sí, es la guillotina. Y, tal en las pesadillas, como si sucediese, veo desarrollarse — ¿he hablado ya de cinematógrafo? — la trage- dia... Aunque por no sé cual motivo no pude darme cuenta de los detalles, vi que la dama me miró de nuevo, y bajo el ful- gor color de azafrán que brotaba de la vi- sión celeste y profética, brazo, espadas, nu- bes y cabezas, vi cómo caía, bajo el hacha mecánica, la cabeza de aquella que poco antes, en el salón del hotel, me admirara con su encanto galante y real, con su aire soberbio, con su cuello muy blanco, ador- nado con un único galón color de sangre.

III

¿Cuánto tiempo duró aquel misterioso es- pectáculo? No lo sabría decir, puesto que ello fué bajo el imperio desconocido en que la ciencia anda a tientas; el tiempo en que el 333