Página:Descripción histórica y cronológica de las dos piedras que con ocasión del nuevo empedrado que se está formando en la plaza principal de México, se hallaron en ella el año de 1790.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

6

nes fueron sus Fundadores, y los progresos que en ellos habian hecho: todo representado con símbolos y caraƈtéres que no entendian otros que los mismos Indios, sin cuya interpretacion no era fácil que los comprehendieran los Españoles. Y como ignorantes de lo que significaban semejantes figuras, demolieron muchos monumentos que pertenecian á la historia, creyéndolos objetos de sus superstitiosos ritos. Los Indios, temerosos unos de que los calumniasen de reincidentes en la idolatria, ocultaron todo lo que pudiéron, y maliciosos otros, callaron su verdadera significacion, y llenaron de fábulas y despropósitos no solo á los Españoles, sino tambien á los mismos de su nacion, que procuraban instruirse de ellos, como lo refiere D. Fernando de Alva Ixtlilxuchitl al fin de la Sumaria Relacion de todas las cosas que han sucedido en la Nueva España.

Esto es en quento á los sucesos históricos y políticos; pero mucho mas silencio guardaron en lo perteneciente á las cosas de su antigua Religion. Ninguno hay que en sus escritos haga mencion particular de todos sus dioses; de las formas en que los figuraban; de los diversos atributos que les suponian; de sus transformaciones, y advocaciones con que los distinguian; y del modo de culto que les daban: y aunque uno ú otro dió una ligera idea de ello, y algunos Curas y Ministros supieron mucho; fue tan poco y tan obscuro lo que sobre este asunto dexaron escrito, que no se puede formar de ello un concepto cabal de su Mitología. No obstante, combinando algunos manuscritos de Autores anónimos, con sus antiguas pinturas anteriores á la Conquista, y con lo que despues de ella les predicaban los Religiosos y Curas, se puede saber mucho, aunque con bastante trabajo. De esta manera he conseguido noticias ciertas de su historia, que andan tan equivocadas en los Autores impresos. Las de estos dos monumentos cuya descripcion vamos á dar, tienen la fortuna de poder en mucha parte comprobarse con expresas relaciones y autoridades de personas del mas distinguido caraƈter, así en quento á su literatura, como en órden á sus circunstancias, debiéndoseles dar mayor crédito por su mucha antiguedad: (que no es poco en materia tan obscura, como la historia de los Indios, hallar autoridades impre-

sas