Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/125

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


DIARIO DE UNA COREDIAXTA 127 A 10 de Mayo. Quedarme aquí, siendo francesa, seria una lo. cura. Pero para partir se necesita dinero y mis fondos continúan en el Banco. El Gobierno de Trotsky sigue sosteniendo el embargo de todos los depósitos, cuya devolución no autoriza sino cuando le place. Y esto no acontece muy a menudo. Sin embargo, yo tenía un documento firmado por Lunacharsky, un documento en toda forma y con numerosos sellos rojos. Este hombre, tan amable, no se habia hecho rogar y, llena de re- gocijo, me presenté en el Banco para recibir el dinero. Pero alli, un secretario me indicó rudamente que no bastaban las firmas de mi autorización. ¡Qué fracaso tan horriblel Llorosa y desesperada, fuí a pedir consejo a Steneberg, el pintor, que siempre ha sido muy amable conmigo. Le encontré sombrio y ner- vioso. Todas las puertas del Palacio de Invierno estaban abiertas. Podía entrar quien quisiera y como lo quisiera. — Si — me dijo Steneberg —, la hora es triste... ¹Hacia dónde vamos? ¹Qué va a ser del hermo- so sueño que habia fabricado nuestra mente? Cierto que hay entre nosotros algunos creyentes, como Lunacharsky y varios de sus amigos. Pero,