Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/190

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


l%2 La conducción del equipaje costó 3ó0 rublos; era una explotación desvergonzada. Pero pagamos sin murmurar, felices de acer- carnos al fin. Descargaron nuestros baúles en el pequeño puente que liga los dos países; estaba cayendo una lluvia menuda y abundante. La centinela finlandesa nos examinó coa piedad. Me sentí oprimida. Cambié una mirada con Roggers y vi que nos comprendíamos. ¡Con tal de que se nos abriera la barrera!... Porque si no, debíamos pasar la noche sentadas sobre nues- tros baúles. Pero, ¹qué importaba? Estábamos- resueltas a todo, menos a desandar el camino. Mas un soldado finlandés vino a pedirnos los pasaportes. Le entregué la tarjeta del cónsul no- ru go, que debía llevar al comandante. iSi irian a negarnos el paso por Finlandia? Veinte minu- tos — largos como veinte horas — transcurrieron.. El soldado volvió. Intenté leer en su semblante la respuesta que nos traia. Era buena, pues el soldado sonreía. La centinela corrió la barrera... ¡Al fin! Mi corazón dió un salto dentro de mi pecho. Pasamos, y yo pisé con fruición la tierra finlandesa. Un empleado de ferrocarriles estaba allí; in- mediatamente le interrogamos. En pocas pala- bras, nos explicó que en su pais, a cuarenta mi-