Página:Diccionario araucano-español y español-araucano.djvu/19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
XIII
ADVERTENCIAS PREVIAS
  1. Lo dicho en nuestra Gramática, pág. 313, 2.°, respecto de la partícula ye de pluralización, lo hemos completado más en este Diccionario. Su colocación entre las demás partículas intercalares se encuentra en pág. 330 de la misma Gramática, habiendo de rectificarse en la forma siguiente: «Ella precede a la modificación radical ñma y a la u o w refleja, pero nó a la modificación radical l, el, lel. Asimismo precede al pasivo ŋew, pero nó al auxiliar ŋen (ser), en el cual se interpone».
  2. Construcciones castellanas en que el verbo es neutro y viene modificado por un dativo (dativus incommodi), como «Me llovió, me quemé la boca, me llegó una mala noticia, me nació un hijo, me dio el sol, se me entró la luna, me salieron unos granos», obedecen en el idioma araucano a una regla que no está establecida con claridad en nuestra Gramática Araucana (V. pág. 298, 6.º). Aunque en ambas partes de este Diccionario se hallan dispersas semejantes locuciones, conviene consignar aquí la rega general, y es:
    En el araucano se hace sujeto la persona o cosa que en castellano es dativo, mientras que la raíz del verbo neutro es modificada por la partícula ma, ñma, ɘñma (pocas veces el), y en tal forma del verbo, si hay sujeto en castellano, éste pasa a ser acusativo; v. g.:
    Se le entró agua a mi zapato Konmai kó tañi zapato. Me ha llegado una mala noticia Akuñman weʃá deŋu. Me llovió Mawen·man. No me ha costado trabajo Küdaumalan.
    Sustituyéndose en las construcciones transitivas la partícula por el acusativo (V. Gr. A., pág. 293, Advertencia) salen locuciones como «Konkoi ñi zapato Se le entró agua a mi zapato. Lɘfwɘn·n Me quemé la boca. Akuumaqn Me ha venido el sueño» etc. etc.