Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/150

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
117
DE DIÓGENES LAERCIO.

Después se aplicó a defender en el foro las causas de los desvalidos, y por esto dijo Timón, según refieren, que «tenía fuerza de persuadir en lo que escribía». Cuéntase que viéndolo Sócrates en tanta pobreza, le dijo que sacara usura de sí mismo, quitándose algo del ordinario sustento. Aristipo tuvo por sospechosos los Diálogos de Éschines, pues leyéndolos una vez en Megara, refieren que se burló, diciendo: «¿De donde robaste esto, plagiario?» Policrito Mendesio, en el libro I De los hechos de Dionisio, dice que Éschines estuvo con el tirano hasta la caída[1] de éste, y regresó de Dión a Siracusa, añadiendo que estaba también con él Carcino, escritor de comedias. Corre una carta de Éschines a Dionisio.

 3. Era muy versado en la oratoria, como consta por la defensa que hizo del capitán padre de Feaco y por la de Dión. Imitó principalmente a Gorgias Leontino. Lisias escribió una disertación contra Éschines titulada De la calumnia. De todo lo cual se ve que Éschines era hábil orador. Tenía un amigo llamado Aristóteles, Mito por sobrenombre. Panecio es de sentir que de todos los Diálogos de Sócrates, sólo son legítimos los de Platón,

  1. Aquí se entiende Dionisio el segundo (hijo del otro Dionisio, primer tirano de Sicilia), en ausencia del cual, Dión Siracusano, tío y cuñado suyo, se apoderó de Siracusa y demás ciudades sujetas a Dionisio, hacia la Olimpiada CIV. Eliano, Plutarco, Nepote, etc.