Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/182

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
149
DE DIÓGENES LAERCIO.

quedaron sus más aficionados defensores.

 2. Fuera de éstos, atrajo a su secta a Frasidemo Peripatético, docto físico, y a Alcimo, el orador más hábil que entonces tenía Grecia. Llevóse también a Crates[1] con otros muchos, y a Zenón de Fenicia. Era muy político, y no obstante ser casado, tenía una concubina llamada Nicareta; así lo dice también Onetor. Tuvo una hija muy poco honesta, con la cual casó su familiar Simia Siracusano. Como no viviese recatada, dijo uno a Stilpón que su hija le servía de oprobio, a lo cual respondió: «No me será ella de tanto oprobio a mí como yo de honor a ella». Dicen que Tolomeo Sotero lo recibió bien y que, hecho ya dueño de Megara, le dio dinero y le instó a que navegase con él a Egipto; pero él, admitiendo sólo una parte de aquel dinero y excusando el viaje a Egipto, se retiró a Egina hasta que Tolomeo partiese de Megara.

 3. Cuando Demetrio, hijo de Antígono, tomó Megara, dejó libre la casa de Stilpón y le restituyó lo que se le había quitado en el saco de la ciudad. En esa ocasión, queriendo el rey le diese por escrito cuánto le habían quitado en el pillaje, le dijo: «Yo nada he perdido, pues nadie

  1. Hubo muchos de este nombre, como veremos en su vida. No sabemos si éste sería el que se fue con Stilpón; pero sí que fueron coetáneos.