Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/200

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
167
DE DIÓGENES LAERCIO.


 11. Al principio fue Menedemo muy despreciado, y los eretrienses lo llamaban perro; pero después lo admiraron de manera que le dieron el gobierno de la república. Fue embajador en las Cortes de Tolomeo y de Lisímaco, donde fue muy honrado, como también en la de Demetrio, de quien alcanzó perdonase a su patria cincuenta talentos cada año de doscientos que le pagaba. Fue acusado ante Demetrio de que quería entregar la ciudad a Tolomeo: pero él se purgó de la calumnia por medio de una carta que empieza:

Menedemo al Rey Demetrio, salud.

 »Oigo que te han referido de mí varias imposturas», etc., por la cual lo avisa se guarde de un contrario suyo en el gobierno llamado Esquiles. Ello es cierto que admitió muy contra su voluntad la embajada a Demetrio acerca de la ciudad de Oropo, de lo cual hace también mención Eufanto en sus Historias».

 12. Amábalo mucho Antígono, y se publicaba discípulo suyo; y habiendo vencido ciertos pueblos bárbaros cerca de Lisimaquia, escribió Menedemo un decreto sencillo y libre de adulaciones, cuyo principio es: «Los capitanes y senadores dicen: Que habiendo el rey Antígono derrotado a los bárbaros, y vuelto a su reino, gobierna todas las cosas acertadamente, es de sentir el Senado y plebe», etc.