Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/205

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
172
LIBRO III.

En las letras fue discípulo de Dionisio, de quien hace memoria en sus Anterastes[1]. Se ejercitó en la palestra bajo la dirección de Aristón Argivo, maestro de lucha, el cual, por la buena proporción del cuerpo, le mudó en el de Platón el nombre de Aristocles que antes tenía, tomado de su abuelo, según dice Alejandro en las Sucesiones. Otros son de sentir fue llamado así por lo amplio de su locución[2], o bien porque tenía la frente ancha, como escribe Neantes. Dicen algunos que luchó en los juegos ístmicos; lo que afirma también Dicearco en el libro primero De las Vidas. Ejerció asimismo la pintura, y compuso primero ditirambos, después cantos y tragedias. Timoteo Ateniense dice en las Vidas que Platón tuvo la voz delgada.

 4. Refiérese que Sócrates vio en sueños un polluelo de cisne que plumaba sobre sus rodillas, el cual, metiendo luego las alas, se elevó por los aires y dio dulcísimos cantos, y que habiéndole sido llevado Platón el día siguiente, dijo: «He aquí el cisne». Empezó a filosofar en la Academia[3], y después en unos jardines junto a Colono. Así lo dice Alejandro en las Sucesiones, citando a Heráclito.

  1. Es uno de los diálogos existentes de Platón, y significa Los Rivales. Platón lo titula Ερασταί, amatores.
  2. διά τήν πλατυτπτα τής έρμηνείας.
  3. Más adelante explica Laercio cuál fuese este lugar y edificio llamado Academia, del cual tomaron su nombre las sectas académicas. Aun actualmente se honran con este nombre los cuerpos literarios, artísticos y otros, dedicados a cultivar y promover varias ramas de literatura, lenguas, facultades, bellas artes, etc.