Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/238

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
205
DE DIÓGENES LAERCIO.


 34. De tres maneras se deben exponer sus escritos. Primeramente, conviene explicar qué cosa sea cada una de las que allí se dicen. Luego por qué se dice cada una de ellas: si como principal asunto, o como parte de algún símil; para establecer dogmas, o para convencer a su adversario. Y en tercer lugar, si las tales cosas están rectamente dichas.

 35. Y por cuanto en sus libros se ponen ciertas señales o signos, diremos también de ello alguna cosa. La X se aplica a las palabras y a las figuras, según costumbre de Platón[1]. El diple (doble) = a los dogmas y opiniones propias de Platón. La .X. con un punto a cada parte se pone a las sentencias más selectas y hermosas. El diple con dos puntos[2] se pone donde se enmiendan algunas cosas. El obelo con dos puntos[3] en las cosas vanas e ineptas. La antisigma con los dos puntos[4] cuando pueden dos cláusulas servir igualmente en un pasaje mismo o para alguna traslación. El ceraunio[5] se pone en las cosas pertenecientes a la instrucción filosófica. El

  1. A las palabras y figuras nuevas que usa.
  2. San Isidoro, Orig., lib. I, cap. XX, lo figura así:>:
  3. Su forma era ésta: -. San Isidoro lo figura así: '-; y al obelo con dos puntos lo llama limnisqus.
  4. Es figurado así: .). San Isidoro no pone más que la de un punto dentro. Llamábase έστιγμένον.
  5. El ceraunio, o digamos rayo, se figuraba de esta forma: V.