Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/260

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
227
DE DIÓGENES LAERCIO.

oro. De partes semejantes son las cosas que se componen de semejantes, y su todo no se diferencia de sus partes, sino en el número, v.gr., el agua, el oro y otras de esta especie. Desemejantes en partes son las cosas que se forman de partes desemejantes, v.gr., una casa y otras cosas así. Luego de las cosas existentes, unas son partibles, otras impartibles. De las partibles, unas son de partes semejantes, otras son de partes desemejantes.

 73. De las cosas existentes, unas se llaman por sí mismas, otras para otro. Las por sí mismas son las que no necesitan de exposición: de esta clase es el hombre, el caballo, y demás animales, los cuales no admiten interpretación alguna. Las llamadas para otro, todas necesitan de explicación, v.gr., lo que es mayor que otro, lo más veloz que otro, lo mejor que otro, etc.; pues lo que es mayor lo ha de ser de lo que es menor; lo más veloz lo será de alguno. Y así, de los entes, unos se llaman por sí mismos, otros para otro. Así dividía Platón las cosas primeras y principales, como dice Aristóteles.

 74. Hubo otro Platón, filósofo rodio, discípulo de Panecio, según escribe Seleuco Gramático en el libro primero De la Filosofía. Otro, peripatético, discípulo de Aristóteles. Otro hubo discípulo de Praxifanes; y otro poeta de la comedia antigua.