Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/51

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
18
LIBRO I.

De las cosas fabulosas.

 8. Eudoxo Cnidio y Evantes Milesio dicen que Creso dio una copa de oro a cierto amigo suyo para que la regalase al más sabio de Grecia, y que habiéndola dado a Tales, de uno a otro sabio vino a parar a Chilón. Preguntado Apolo «quién fuese más sabio que Chilón», respondió que Misón. De éste hablaremos más adelante. Eudoxo pone a Misón por Cleobulo, y Platón lo pone por Periandro. La respuesta de Apolo fue:

Cierto Misón Eteo, hijo de Queno,
en la ciencia sublime es más perito.

 Quien hizo la pregunta fue Anacarsis. Démaco Plateense y Clearco dicen que Creso envió la taza a Pítaco, y de él giró por los otros sabios. Pero Andrón, tratando del trípode, afirma que los argivos pusieron el trípode como premio a la virtud al más sabio de los griegos, y habiendo sido juzgado tal Aristodemo Esparciata, éste lo cedió a Chilón. Hace Alceo memoria de Aristodemo en esta forma:

Pronunció el esparciata Aristodemo
aquella nobilísima sentencia:
«El rico es sabio: el pobre nunca bueno.»

 9. Algunos dicen que Periandro envió a Trasíbulo, tirano de Mileto, una nave cargada, y habiendo zozobrado en los mares de Cos, hallaron después el trípode unos pescadores. Pero Fanódico escribe que fue hallado en el mar de Atenas,