Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/67

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
34
LIBRO I.

debe sellarse con el silencio, y el silencio con el tiempo. Que los que pueden mucho con los tiranos son como las notas numerales que usamos en los cómputos; pues así como cada una de ellas ya vale más, ya menos, igualmente los tiranos exaltan a unos y abaten a otros.» Preguntado por qué no había puesto ley contra los parricidas, respondió: «Porque no espero los haya». ¿De qué forma no harán los hombres injusticias? «Aborreciéndolas los que no las padecen igualmente que los que las padecen.» Que «de las riquezas nace el fastidio, y del fastidio la insolencia»[1]. Dispuso que los atenienses contasen los días según el curso de la luna. Prohibió a Tespis la representación y enseñanza de tragedias, como una inútil falsilocuencia[2]. Y cuando Pisístrato se hirió a sí mismo, dijo Solón: «De allí provino esto».

  1. Υόρις puede significar otras muchas cosas, como son: injuria, injusticia, fausto, soberbia, petulancia, orgullo, protervia, maldad, etc. Todos o algunos de estos vicios pueden y suelen originarse de las riquezas en el hombre. Parecióme que la voz insolencia es la que mejor cuadra aquí a ϋόρις, singularme siguiéndose χορόυ.
  2. Así traduzco la voz ψευδολονία (pseudología), por evitar perífrasis, persuadido de que la entenderá cualquiera. En cuanto a la prohibición de las tragedias, digo me parece una humorada de Solón, y aun puerilidad pensar que el haberse Pisístrato herido a sí mismo (a fin de que el Senado ateniense le diese gente de guardia, suponiendo le habían querido matar) pudiera originarse de las tragedias. Éste fue un golpe de política refinada con que comenzó Pisístrato a fraguar su tiranía, como lo consiguió. Véase más adelante la carta de Solón a Epiménides.