Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/83

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
50
LIBRO I.

luego que lo vio, dijo: «Apolo es el sabio»; y no lo admitió. Fanódico y otros dicen que no fueron las doncellas quienes aclamaron sabio a Biante, sino los padres de éstas[1]. Otros dicen que consagró el trípode a Hércules en Tebas, por ser oriundo de ella, y Priena su colonia; lo que afirma también Fanódico.

 2. Refiérese que teniendo Aliate cercada Priena, engordó Biante dos mulos y los introdujo en el real del enemigo; vistos los cuales, se maravilló mucho Aliate de que hasta los animales estuviesen tan lucidos en la plaza; y meditando en levantar el cerco, envió un hombre a ella para que observase su estado. Súpolo Biante, y luego hizo muchos montones de arena, cubriólos de trigo y los dejó ver al enviado; lo cual referido a Aliate, hizo paz con los prieneses. Envió a llamar a Biante; mas éste respondió: «Yo mando a Aliate que coma ahora cebollas», esto es, que llore.

 3. Dícese también que fue un vehementísimo orador de causas; pero siempre usó bien de su elocuencia. A esto aludió Demódico[2] Lerio cuando dijo que «el orador de causas debía imitar al prienés». E Hiponacte solía decir en proverbio: «Mejor

  1. Diodoro Sículo cuenta este caso.
  2. Samuel Rochart lee Demodoco, como nombre más conocido. El texto tiene Alerio: sigo la corrección de Menagio, que es Lerio, haciéndolo natural de Leros, isla del mar Jonio, patria de Ferecides.