Página:Dramas de Guillermo Shakespeare.djvu/169

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
149
MACBETH.

LOS DOS SICARIOS.

Estamos resueltos.

MACBETH.

Volveré pronto... Entrad... ¡Oh, Banquo! esta noche ó nunca subirá tu alma á los cielos.

ESCENA II.

Lady MACBETH, MACBETH y un CRIADO.


LADY MACBETH.

¿Está en palacio Banquo?

CRIADO.

No, señora, pero esta noche vendrá.

LADY MACBETH.

Di al Rey, que quiero hablarle un momento.

CRIADO.

Así lo haré...

LADY MACBETH.

¿De qué nos sirve haber logrado nuestros deseos, si no alcanzamos placer ni reposo? Es preferible la paz de nuestras víctimas, al falso goce que procede del crímen. (Entra Macheth.) Esposo mio, ¿porqué te atormentan siempre tan tristes recuerdos? olvida lo pasado.

MACBETH.

Hemos herido á la serpiente, pero no la hemos matado. Volverá á acometernos, mientras estemos cerca de sus dientes. ¡Húndase la tierra, arda el universo, antes que yo coma ni duerma en medio de tales es-