Página:ECH 3136 11 - Caballo.djvu/2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
Caballo......
(2)
 

dueño y la admiración de los vecinos.

Los dias de fiesta son consagrados a las carreras. Un inmenso gentío acude desde grandes distancias. Aquí despliega el huaso la más refinada inteligencia en esta materia, y una astucia admirable para ganar la apuesta, que ordinariamente se reduce a un número de vacas o de prendas. Si el caballo de cancha es alazán, si largo de pies o manos, estirado de cuerpo, liviano, tal forma de orejas y cola, tal expresión de ojos, y cual dirección en las arterias del brazo y cavidades de la musculatura, el éxito no es dudoso en su favor. 15 días antes de la prueba se le hace ayunar estrictamente, ensayándolo a determinadas horas con su padrino. A veces se le conforta, momentos antes del desafío, con sendos tragos de aguardiente y chicha, según las condiciones de la carrera, se pesan los jinetes y las bestias rurales. Por lo general, los apostadores se ciñen a la ordenanza municipal, pero, aparte de ésto, forman una contrata redactada en términos parecidos