Página:ECH 3136 11 - Caballo.djvu/4

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
Caballo.....
(4)
 

carrera no es considerada como un juego de suerte; así es que en el momento de iniciarla, ya están calculadas de antemano las ventajas. Un lijero descuido por una de las partes le ocasionaría su pérdida cierta: la contraria la aprovecharía para introducir furtivamente azogue (mercurio) en las orejas del caballo ajeno, destituyéndolo del sentido más necesario para el caso".

"Caballos hay tan celosos de su fama y del bolsillo de su amo, que a tiempo de partir tiran un par de coces e inutilizan a su rival, o en la mitad de la corrida le muerden una mano, o en último caso la cola, para neutralizar el avance".