Página:Educacion primaria y secundaria - Bartolome Mitre.pdf/11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 8 —

de habitantes que como ellos están con las mentes vacias, con sus ojos cerrados á la luz de la razon, con sus facultades limitadas, sin comunicacion con el mundo de las ideas, solos y desnudos como el hombre de la Escritura. Esta cifra pavorosa como la inscripcion fatídica que interrumpió el festín del poderoso, debiera resplandecer en estas paredes, debiera quitar el sueño á los lejisladores arjentinos, velando dia y noche, buscando con afan los medios para borrarla, y no descansando hasta haberlo conseguido. [Aplausos]

Pero hay otras cifras mas aterradoras y mas vergonzosas aun, y estas nos las suministra el último censo de la República que ha proyectado una luz siniestra sobre nuestro estado social. El censo de que resultaron como término medio un niño por cada 19 habitantes asistiendo á la escuela, habiendo varias Provincias en que solo asiste un niño por cada 27 á 32 habitantes, nos dá un tres por ciento de educandos, ó sea 30 mil por cada millon, que corresponde aproximadamente á los 77 mil que acusa la Memoria de Instruccion Pública.

Es cierto que el mismo censo nos instruye que hay Provincias como la de Buenos Aires donde se educa un niño por cada 11 habitantes, y diez por uno como en San Juan, que es el máximun á que hemos llegado. Y tenemos que contentarnos con este adelanto relativo, cuando la escala ascendente de la ignorancia vá de 18 á 32, y en algunas partes en vez de avanzar retroceden. Pero si pensamos que en Prusia, que en Suecia, que en Estados Unidos, en Suiza, la proporcion