Página:El Tratado de la Pintura.djvu/294

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

190

accion, llamándole con sobrado fundamento sacrílego.

En una de las seis Capillas del Templo están los ricos y suntuosos sepulcros de Segismundo y de Isota su esposa, y encima de uno de ellos se ve el retrato de dicho Señor (como escribe Vasari), y en otra parte el de Leon Bautista.

En el año 1551 Ludovico Gonzaga, Marques de Mantua, que era muy devoto de nuestra Señora de la Anunciación de Florencia, por voto que hizo en ocasión de un parto muy feliz de su esposa, mandó fabricar con diseños de León Bautista el Coro que al presente se ve en la referida Iglesia, con las armas de los Gonzagas; cuya obra, asi como es un claro testimonio de la magnificencia de aquellos Señores, es también una prueba de la habilidad del Arquitecto que supo construirlo tan caprichosamente, que parece un Templo circular con nueve Capillas alrededor. Y porque en él se advierten algunas cosas que no causan tan buen efecto á la vista como se requiere, como son los arcos de las Capillas que parece se caen hácia atrás por la figura circular del recinto principal cuando se miran de perfil, remitimos para esto al Lector al Vasari.

El mismo Marques queriendo reedificar desde los cimientos la Iglesia de S. Andrés, célebre por la sangre de Jesucristo, que alli se conserva, mandó llamar á Alberti el año 1472, y declarándole el pensamiento que tenia de ennoblecer á Mantua con un suntuoso y magnifico edificio, le hizo formar el modelo del Templo que se ve hoy; el cual es de barro cocido en figura de cruz, con una sola bóveda, que forma la parte inferior de ella, puesta sobre el cuerpo principal de la Iglesia,