Página:El casamiento de laucha.djvu/119

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
111
EL CASAMIENTO DE LAUCHA

de haberme dejado desnuda y en la calle, canalla, sinvergüenza, ladrón! Ah, no, per Dio! sos mi marido, y tenes que quedarte aquí, á trabucar como yo, porca la...

Yo me reía á carcajadas.

—¿Y quién te ha dicho que soy tu marido?—le dije—¡Pues no hay tal! No sos más que mi querida.

—¡Mentís, canalla!

—¿Que es mentira? ¡Sí! anda pregúntaselo al cura y verás...

—El cura Papagna...

— ¡Qué! tu nápolis se ha ido hace un mes á mangiar macaroni en tu tierra... Anda, pregúntaselo al nuevo, si hay apunte de tu casamiento en la iglesia...

Me miraba con tamaña boca abierta, sin querer creer lo que le decía... De repente, le pareció que debía ser cierto... Asustada, desesperada, loca, salió corriendo. Vi que se largaba á pie camino del Pago, en cabeza,