Página:El escudo y los colores nacionales.djvu/9

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 5 —

Constituida legítimamente la autoridad suprema de la « nueva y gloriosa nación », el Cabildo de Buenos Aires escogió la oportunidad de la victoria de Salta, el 20 de febrero del año extraordinario de 1813, para hacer pública y solemne proclamación del advenimiento de la Patria al concierto de los pueblos sui juris. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, al felicitar á la Asamblea General Constituyente, en Sala solemne y plena, con ocasión de aquel triunfo, dijo:

 « Soberano Señor: Se presenta ante la Nacional autoridad de
« Vuestra Soberanía el Ayuntamiento de Buenos Aires, con todo
« el lleno de enajenación y placer de que debe inundarlo el plau-
« sible motivo que lo trae á felicitar á la Augusta, á la triunfante
«  Majestad de la Patria. »


III


La nueva Nacionalidad, así proclamada, debía figurar blasones propios. Los del Rey y de la nobleza fueron suprimidos por la Asamblea de 1813, bajo el estímulo ardiente de la victoria de Salta, que inspiró la fogosa Alocución, sancionada en la sesión de 6 de marzo, cuyas primeras palabras dicen:

 « Pueblos! Ya está abierto á la faz del Mundo el gran libro de
« nuestro destino! »

La bandera nacional, creada por el general Belgrano el 27 de febrero de 1812 en el Rosario, y jurada dos veces por su ejército victorioso del Norte, en Jujuy el 25 de mayo del mismo año, y en el río Pasaje, hoy Juramento, el 13 de febrero de 1813, fué adoptada por la Asamblea General Constituyente. No existe el decreto, sin duda, porque la Asamblea no lo juzgó necesario, al inclinarse reverente ante el hecho consumado. Comprueba mi juicio la circunstancia de que el general Belgrano hiciera jurar al ejército de su mando, acampado en 1813 sobre el río Pasaje, acatamiento y obediencia á la Asamblea General Constituyente, desplegando la bandera celeste y blanca al frente