Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/72

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

68

vos y ruines. ¡Ah! ni la sangre de todos los Howards![1]

Pero pasemos á ver la grandeza. ¿Y esta donde se encuentra? Responderás que entre los héroes y los políticos. Los héroes todos son unos (cosa que parece ya convenida) desde el loco de Macedonia hasta el otro de Suecia. El empeño extravagante de toda su vida es el de encontrarse enemigos, ó hacérselos de todo el género humano. Ninguno vuelve la cara atrás; siempre van mirando adelante, y sin embargo nunca ven mas que lo que alcanzan á tocar con la mano. Los políticos allá se van; astutos, pesados y circunspectos, no acechan mas que los momentos de imprudencia ó inconsideracion de los demas hombres, lo que no arguye destreza en ellos, sino debilidad en los demas. Pero aun suponiéndoles buen éxito en todo, ó que el


  1. Esta familia es de las mas ilustres de Inglaterra por su nobleza. Se cuentan en ella seis Pares del reino; á saber, el duque de Norfolk, y los condes de Suffolk, de Berkshire, de Carlisle, de Stafford, y de Effinghan. El duque de Norfolk es el primer duque de Inglaterra, y la dignidad de gran Mariscal es hereditaria en sus descendientes varones.