Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/81

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
77

extiende después, y se hace mas grande, y luego mayor. Primero comprenderá al pariente, al amigo y al vecino, luego á la patria, después al género humano, hasta que extendiéndose mas y mas estos desahogos del alma, abrazan á todos los seres, de cualquier especie que sean. La tierra toda se regocija entonces; una benevolencia sin límites produce una felicidad general, y el cielo contempla su imagen en el corazon del hombre generoso.

Ea, pues, amigo mió, genio mio, sigamos en nuestro propósito, ya que eres tan árbitro del poeta como del poema. Y entre tanto que mi musa abate su vuelo hasta las pasiones bajas del hombre, ó se remonta hácia sus fines mas altos y gloriosos, pueda yo, a la manera que tú, profundo conocedor de las maravillas de la naturaleza, descender con dignidad y elevarme con moderacion; formado por tus discursos, aprenda á pasar felizmente del asunto grave al festivo y del ligero al severo; á ser exacto con vehemencia y elocuente sin afectacion a discurrir con sólidez y agradar con delicadeza. Pero mientras tu nombre vuela sobre las alas del tiempo, recogiendo á vela llena su justa celebridad, dime ¿podrá mi barquilla seguir tu triunfo forzando de