Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/80

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

76

criaturas, pues cuanto buscan lo encuentran. ¡Sabiduría admirable de sus distribuciones, que de este modo reunió en el hombre la mayor felicidad con la mayor virtud, presentándole al mismo tiempo por un lado la perspectiva brillante de su propia dicha, y por otro el motivo mas poderoso para contribuir á la de los demas!

Ligado asi el amor propio con el amor social y el de Dios, nos hace hallar nuestra felicidad en la misma de nuestro prójimo. ¿Es acaso esto demasiado poco para tu corazon generoso sin límites? Pues ábrele otro campo inmenso, y extiende tu generosidad á tus enemigos. Haz solo un sistema de benevolencia de todos los mundos, de todos los seres racionales, y de todo cuanto tiene vida y sentimiento: cuanto mas generoso seas, tanto mas feliz serás; pues el grado mas alto de felicidad no es otra cosa que el mas alto grado de caridad. El amor de Dios desciende del todo á las partes; pero el del hombre debe elevarse de los individuos al todo. El amor propio solo sirve para despertar al alma virtuosa, asi como la piedrecita que arrojada en el estanque empieza á formar un círculo alrededor del centro ó punto del agua que se puso en movimiento; pero se