Página:Ensayosdecritica00zayauoft.djvu/43

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
41
RICHELIEU

circunstancias. Sea esto como fuere, lo que realza la figura de Richelieu en este episodio de su fecunda vida es la prudencia con que emprendió la aventura y la fertilidad de los recursos que puso en juego para rendir las energías del pueblo castellano.

Al propio tiempo y mal avenidos con la coyunda española, urdían los portugueses la conjuración de Evora y alzaban por Rey al Duque de Braganza, alentados por el sagacísimo Cardenal francés, en quien hallaron siempre los lusitanos un apoyo moral bastante fuerte para no hacerles desistir del recobro de la independencia.

Seguía entretanto en Alemania la guerra, que después apellidó la Historia, de los Treinta Años, y mientras fué vario el suceso, no creyó prudente el Cardenal Romano que regía los destinos de la católica Francia, prestar amparo oficial á los heterodoxos enemigos de la Casa de Habsburgo. Pero apenas la gran victoria de Nordlinga dió ventajas innegables