Página:Esploracion de las lagunas Negra i del Encañado.djvu/134

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
106
ESPLORACION.

des ruidos subterráneos llegaron hasta los establecimientos mineros de San José i San Pedro Nolasco; el curso del Yeso se interrumpió algunos dias, a causa del solevantamiento o derrumbamiento, lo que es mas seguro, de los cerros que se verificó, dias que necesitó el rio para destruir la barrera que tan de improviso atajaba su raudo curso.

Cuando, en el verano siguiente, vinieron algunos vaqueros, desconocieron completamente el valle i creyeron se habian estraviado; pero, bien pronto, se convencieron de que la pastosa llanura habia desaparecido para dar lugar a ese inmenso mar de escombros.

Todo el valle, hasta terminar esas ruinas, debió ser en otros tiempos un gran lago, ántes de ser el lecho de un rio,—lago cuyas aguas, represadas por algun dique natural, en el mismo lugar donde ahora se piensa construir una represa—entre el Meson Alto i la cuesta del Inca,—introduciéndose por las grietas de las rocas que a su paso se oponian i ayudadas por la accion atmosférica, concluyeron por destruirlo para arrojarse, despues de correr a parejas con el Manzanito, al turbulento Maipo. [1]

I ántes, mucho ántes de ser el fondo de un lago, fué también el fondo de los océanos. ¡Cuántas tras-

  1. El señor Leybold, en su interesante folleto "Escursion a las Pampas Arjentinas," pájina 119, espresa a este respecto la siguiente opinion, en la que están de acuerdo cuantos han visitado ese lugar:—"A mi parecer, ha sido en otro tiempo todo el trecho—desde la barrera, o mas bien compuerta, que forma la cuesta del Inga (Inca) al traves del valle principal, hasta cerca de la subida al Portillo de los Piuquenes,—un lago estenso, pero poco profundo, cuyas aguas, una vez perforada la represa cerca del lugar de nuestro campamento (indudablemente el mismo sitio a que nosotros nos referimos) se labraron, con ímpetu irresistible, el hondo cauce del Maipo."