Página:Gramática teórica y práctica de la lengua castellana.pdf/73

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
55

249. Los numerales, se dividen en cardinales, ordinales, proporcionales, partitivos y distributivos.

250. Los cardinales, según queda dicho, significan número de un modo absoluto; v. g.: uno, dos, tres. Son sustantivos cuando no se usan para contar, sino simplemente son nombre de un signo, como cuando se dice: un dos bien hecho; un nueve bordado.

251. Pueden considerarse como adjetivos sustantivados en las siguientes frases: el cinco de la calle de Donceles; el cuatro del mes actual.

252. El cardinal uno es singular, y los demás de dos en adelante, tienen que ser plurales por razón de significado, aun cuando su terminación fuere singular. Mas si los cardinales tienen el carácter de sustantivos, consienten el número plural; son locuciones correctas éstas: hay dos nueves en esta calle; estos cincos son de metal.

253. Uno una exigen la forma plural cuando se aplican á sustantivos faltos de singular; sirvan de ejemplo las frases: unas tijeras, unos pantalones.

Se usa también en plural este adjetivo, cuando precede á otro cardinal, para denotar número aproximado; v. g.: Pedro tendrá unos treinta años.

254. El cardinal ciento pierde la sílaba to, si se antepone como factor á otro cardinal; pero la conserva si tiene el carácter de sumando, por lo cual se dirá cien mil pesos y no ciento mil; y por el contrario ciento veinte en vez de cien veinte.

También la conserva cuando se sustantiva, como se verifica en las frases: á veinte reales el ciento; el tanto por ciento. Asimismo la retiene cuando no concuerda con el nombre que va expreso; v. g.: pasan de ciento los casos de fiebre amarilla; pero si concuerda con el sustantivo, habrá que^ suprimirla; v. g.: hubo cien casos de cólera y ocurrieron veinte defunciones.

255. Dieciséis, diecisiete, dieciocho, diecinueve convierten en c la z del simple diez; algunos conservan esta última letra y escriben dieziséis.

Desde veintiuno hasta veintinueve la e del simple se trueca en i, y se suprime la copulativa y. Salva todavía admite la forma veinte y uno así como diez y seis hoy caídas en desuso, particularmente la primera. Bello también autoriza la forma diez y seis.

256. Los ordinales sirven para contar por orden ó para se-