Página:Gramática teórica y práctica de la lengua castellana.pdf/83

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
65

c] Puede considerarse como adjetivado el sustantivo, cuando puesto en aposición con otro, explica alguna circunstancia de éste ó lo especifica. Es ejemplo de lo primero esta construcción: "Aristóteles preceptor de Alejandro;" es término especificativo en estas expresiones: buque escuela; pontífice rey. Si los sustantivos pospuestos fueran unidos por medio de un verbo, los que van primero se considerarían como sujetos.

d.] Se usa á modo de adjetivo el sustantivo, cuando precedido de los adverbios más, meno, tan y muy, tiene el valor de un comparativo ó de un superlativo; v. g.: Pedro es más hombre que Juan; es tan soldado como su hermano ó bien es muy soldado, muy maestro, muy hombre.

CAPÍTULO IV.
Del Artículo.

299. El artículo es palabra variable que precede al sustantivo, para indicar que está tomado con algún grado de extensión, y anunciar su número y su género. Según queda explicado en, el párrafo 31, se divide en definido é indefinido. Si decimos, por ejemplo: déme usted los libros, nos referimos á determinados libros; pero si pedimos unos libros, damos á entender que hablamos de libros cualesquiera.

300. Se piensa comunmente que el artículo definido limita la extensión del término al cual se junta y lo determina "entresa- cándolo de la masa común de su especie." Aunque tal doctrina ha sido enseñada por muchos é insignes gramáticos, parece des- tituida de sólidos fundamentos.

301. Lejos de limitar el articulo definido la extensión del nombre al cual precede, puede considerarse en muchos casos como signo de universalidad. Cuando decimos: los hombres son mortales; los cuerpos son graves, hablamos de todos los hombres y de todos los cuerpos, sin limitación alguna.

En locuciones como éstas: dame los libros; traeme la espada: nos referimos á determinados libros y á determinada espada; pero la determinación en estos casos no viene del artículo, sino de alguna oración sobreentendida, la cual expresada, diríamos así: dame los libros que compré ayer; traeme la espada que está en la sala de armas. En otros casos la oración determinante va expresa, y de todas maneras el sustantivo precedido del artículo, siempre denota un objeto consabido ó conocido, así del que habla, como del que

Peña— 5.