Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/253

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—173—

el viaje,[1] dándoles sin interrupcion tiempos bonancibles, y trayéndolos de esta suerte á latitudes tan temidas como las de mar Tenebrosa, en que jamas habia penetrado ninguna vela. Se esforzó en elevar sus corazones al reconocimiento hácia el soberano autor de tantos beneficios, y les anunció en seguida, que tocaban al término de sus inquietudes y esperanzas, diciéndoles que la tierra estaba cerca, aun cuando sus ojos no la vieran, y que aquella misma noche llegarian á la conclusion de su viaje. Dispuso que la pasaran en vela y en oracion,[2] porque sin duda antes de amanecer divisarian alguna isla; y mandó á los pilotos de servicio hicieran acortar velas despues de las doce, prometiendo ademas de la prima ofrecida por la reyna, un jubon de terciopelo[3] al que primero señalara la tierra.

 Hecho esto, se retiró á su cámara ¿Qué pasaria entónces allí? Viéndose tan cerca de la realizacion de sus deseos, ¡cuán grande no debió ser el fervor de su plegária! ¡Con cúanta ternura no daria gracias á su divina majestad por su constante proteccion!

 A eso de las diez,[4] subió Colon á la cubierta, y no bien hubo llegado, divisó á lo lejos una luz; pero al traves de la densa oscuridad no quiso afirmar por sí que fuera de tierra, y llamó á un oficial de la servidumbre del rey, Pedro Gutierrez, diciéndole mirase á su vez. Gutierrez reconoció que así era en efecto, y el comandante hizo venir entonces al comisario de marina Rodrigo Sanchez de Segovia; pero mientras llegó, desapareció en las tinieblas; despues de un intérvalo tornó á brillar una ó dos veces, y era como la llama de un ha-

  1. "Egli parlo a tutti in generale, raccontando le gratie che Nostro Signore haveva lor fatte." Fernando Colon. Historia del almirante, cap. XXI.
  2. Herrera. Historia jeneral. &c., decada I. lib. I. cap. XII.
  3. Las Casas dice un jubon de seda y Fernando Colon un jubon de terciopelo. Adoptamos de preferencia lo segundo como mas natural y verosímil.
  4. "Due hore avanti mezza notte." Fernando Colon. Historia del almirante, cap. XXI.