Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/325

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
—245—

guir en la mar á su partida, y cuyos ajenies, violando los derechos mas santos, quisieron hacerle zozobrar á su vuelta, ya que no pudieron sepultarlo vivo en el cala- bozo, que de antemano le habian dispuesto. Venir hoy á refujiarse en sus estados, era ponerse entre las garras del león. El almirante conocia á punto fijo lo grave del caso; y sin embargo, no podia menos de arrostrarlo. Pero Dios, que lo salvó de los conjurados y de la furia de los elementos, velaba sobre él, y por esa causa al com- prender Colon lo estraño y misterioso de la irresistible necesidad, que lo impelia á los brazos de su enemigo, ne se turbó. En el acto escribió para otro personaje de la corte, el tesorero don Rafael Sánchez, una relación de su viaje, que poco después fué impresa en Roma, la cual, indén- tica en el fondo, solamente difiere en el estilo de la que recibió Luis de Santangel. Adviértese en ella esa sobrie- dad de imájenes, y en su consecuencia esa candidez y ese vigor propios de Colon. La terminaba con un rasgo de entusiasmo, propio para llegar á el alma de un cris- tiano. Decia: '^Todo cuanto acabo de esponer parece inaudito, es- traordinario, y cosas mas grandes diria, si hubiera teni- do á mi disposición buques bastantes, como habría con- venido. No se debe á mi mérito tan grande y vasta em- presa, sino á la santa fé , católica, á la piedad y á la re- lijion de nuestros monarcas ; que otorgó el señor á los hombres, lo que la intelijencia humana no pudo con- cebir ni esperar, pues Dios escucha á veces las oracio- nes de aquellos de sus servidores, que siguen sus man- damientos hasta en las cosas que parecen imposibles. Esto es lo que me ha sucedido á mí, que he conseguido la victoria en una empresa, que hasta la presente ningún mortal osó formar, porque aun cuando hubieran ya es- crito ú hablado de la existencia de estas islas, todos ha- blaban y escríbiau de ellas por conjeturas y de un modo