Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/364

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
—284—

Roma comprendía á Colon. Comprenderes igualar; y Colon era merecedor de la simpatía del santo padre y del Sacro Colejío. Jamas asunto mas grave, ni mas delicado, ni que exi- jiera mas grandes demoras, pudo someterse al pontifica- do, y sin embargo, como observa muy bien Humboldt, '^nunca se terminó con mas prontitud una negociación con la corte romana/^ pero lo que sorprende á este sa- bio universal, son las dos bulas '^iguales en su primera mitad y dadas en el intervalo de veinticuatro horas. '^^ Su estrañeza indica suficientemente cuan ajeno es el ilustre protestante al carácter de Cristóbal, pues estas mismas dos bulas, cuando una sola hubiera bastado, sir- ven para probar la estimación que profesaba la santa se- de al revelador del nuevo mundo, y la importancia que daba á su obra. En la primera bula, fecha 3 de Mayo, que se llama de Concesión, la santa sede otorga á la monarquía española las tierras descubiertas, con los mismos priviléjios y de- rechos que los papas concedieron en 1438 y 39 á los reyes de Portugal: es la donación hecha á España á pe- tición de sus reyes; pero al día siguiente, procediendo á la separación de las dos herencias, y para honrar y so- lemnizar mejor su obra, obra única, sin precedente, sin igual, el soberano pontífice consagra en una bula parti- cular la delineacion que acaba de hacer, por la confian- za plena que tiene en Colon. He aquí una circunstancia característica del pensamiento que hizo separar en dos bulas el legado: al hablar el papa del almirante en la bula de Concesión el 3 de Mayo, se limitó á llamarlo hijo querido, sin calificarlo de una manera mas esplícita; pero al otro día, en su bula de Repartición, como sintien- do el deber de dar un testimonio solemne de amor al men- sajero de la buena nueva, el jefe de la Iglesia, caracte- . Humboldt. Historia de la jeografia del nuevo continente, t, III.

p. 54