Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/506

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida




CAPITULO IX.


I.


Al entrar en la bahia de Cádiz vió Colon tres buques con pabellón de partenza que, con víveres y municiones, se disponían á zarpar en demanda de la Española bajo las órdenes de Pero Alonso Niño, su antiguo piloto, que inmediatamente le remitió los despachos que tenia para él. Después de haberlos leído creyó el almirante deber modificar algún tanto las instrucciones que había dado á don Bartolomé.

La flota se hizo á la vela, y Colon volvió á ocuparse de la suerte de los enfermos y de los pobres que traía á su bordo.

Su paternal solicitud para con ellos les dio á conocer al hombre que habían calumniado; se embarcaron llenos de animosidad hacia él y al fin del viaje estaban tan reconocidos á su bondad como indignados de las ofensas con que Aguado se hiciera culpable en sus procedimientos contra el virey de las Indias.

No partió Colon acto contínuo para la corte, como, siguiendo á Herrera, se ha repetido, porque, después de informar á los reyes de su llegada, debió aguardar sus ór-